ADICCIÓN A LAS REDES SOCIALES

ADICCIÓN A LAS REDES SOCIALES

Como comentábamos en el post anterior (“Redes sociales: ¿Nos acercan o nos alejan?”), uno de los principales motivos por los que algunas personas desarrollan problemas de adicción a las redes sociales (RRSS) es el hecho de que sienten que a través de ellas pueden vivir una realidad diferente. Proyectando en sus publicaciones cómo les gustaría ser o cómo querrían que fuera su vida, en lugar de su realidad. En este sentido cabe destacar que, en muchas ocasiones, existe una fuerte necesidad de desconectar de una realidad angustiosa.

Independientemente de los motivos que llevan a una persona a usar de manera excesiva las RRSS, resulta importante identificar cuándo este uso interfiere con la vida diaria, es decir, cuándo supone una limitación y genera sufrimiento.

Para poder identificar un problema de adicción a las RRSS puede servir de ayuda tener en cuenta algunos síntomas asociados: ansiedad y/o irritabilidad en momentos en los que no es posible la conexión, interferencia en la calidad del sueño, inseguridad o falta de autoconfianza, sensación de pérdida de control y de la noción del tiempo, tendencia al aislamiento, descenso del rendimiento laboral o académico, euforia o activación desproporcionada ante la posibilidad de manejar dispositivos electrónicos como el teléfono móvil o el ordenador que permitan la conexión a las RRSS, etc.

Al igual que ocurre en otras relaciones de dependencia, las personas con un problema de adicción a las redes sociales suelen buscar un alivio inmediato del malestar emocional que están sufriendo. Este malestar puede estar relacionado, por ejemplo, con problemas en el trabajo, conflictos familiares, pérdida de algún ser querido, etc. Es precisamente la sensación de que podrían llenar o tapar un gran vacío o angustia con el uso de este tipo de redes lo que les conduce a la adicción. Y, además de los síntomas comentados en líneas anteriores, un uso excesivo de las RRSS puede potenciar o favorecer la aparición de los siguientes problemas psicológicos: depresión, hipocondría, déficit de atención e hiperactividad o trastorno de personalidad narcisista, además del propio cuadro clínico de adicción.

Es indiscutible el hecho de que las RRSS están instauradas con fuerza en la comunicación interpersonal actual. Como comentábamos en el post anterior, su uso nos puede reportar multitud de beneficios teniendo en cuenta la velocidad a la que permiten que intercambiemos información y el uso tan versátil que podemos hacer de ellas. Ahora bien, depende de nosotros trabajar en promover un uso sano de las mismas que nos acerque en lugar de alejarnos y también buscar ayuda profesional si sentimos que el uso de las redes sociales está interfiriendo en nuestro bienestar psicosocial.

deja un comentario

comentario (necesario)

Puedes usar los siguientes atributos html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Nombre (necesario)
Email (necesario)

Te asesoramos online

Nuestros psicólogos atenderán cualquier duda, preocupación o consulta psicológica que quiera plantearnos de manera totalmente gratuita. Si lo prefiere puede enviarnos su número de teléfono y nosotros le llamaremos a la mayor brevedad posible.

  • Nombre completo*
    0
  • Teléfono*
    1
  • Email*
    2
  • Ciudad de residencia*
    3
  • Pais*
    4
  • Mensaje*
    5
  • 6

Click Here!

Si necesitas asesoramiento o información acerca de nuestros servicios, puedes dejarnos tu número y te llamamos nosotros a la mayor brevedad

  • 0
  • Nombre*
    1
  • Teléfono*
    2
  • Horario*Si lo deseas, déjanos un horario en el que estés disponible
    3
  • 4

 

Llámanos
Donde estamos