PLANTEANDO PROPÓSITOS PARA EL NUEVO AÑO

PLANTEANDO PROPÓSITOS PARA EL NUEVO AÑO

Como comentábamos en el post anterior, el final de cada año para muchas personas es un punto de inflexión: se cierra un ciclo y se abre uno nuevo. Muchos aprovechan para hacer un repaso del año que acaba (con los objetivos alcanzados y los que no se han conseguido) y para proponerse metas a alcanzar en el año que comienza.

Si bien parece importante conseguir los objetivos que nos propongamos, más importante resulta aprender a plantearlos de una manera sana y realista. Además es fundamental por otro lado desarrollar una sana gestión emocional de lo que suscita tanto la consecución de objetivos como los intentos fallidos.

Algunos aspectos clave a tener en cuenta a la hora de plantearse objetivos pueden ser los siguientes.

En primer lugar, cuando nos planteamos un objetivo tiene que ser realista, es decir, tenemos que haber reflexionado previamente acerca de la disponibilidad, los recursos y las limitaciones con las que contamos a la hora de poder caminar hacia ese objetivo. Plantearnos una meta que esté fuera de nuestro alcance, al menos en el momento actual, solo derivará en emociones como frustración, rabia o sentimientos de culpabilidad.

En segundo lugar, transformar objetivos generales en objetivos específicos también puede resultar de ayuda. Consiste en concretar con el mayor detalle posible estas metas a alcanzar. Por ejemplo, si tenemos un objetivo general como “estar más en forma” un objetivo específico puede ser “apuntarme mañana a este gimnasio”.

En tercer lugar, para facilitar la consecución de nuestros objetivos específicos podemos dividirlos en varias submetas. Conseguir una de estas submetas es como subir un escalón que nos aproxima al piso de arriba que es nuestro objetivo final. Esta división en pequeños objetivos o submetas ayuda a percibir más alcanzables los objetivos globales.

En cuarto lugar, organizar a nivel espacio-temporal los objetivos estableciendo tiempos estimados y fechas para las distintas submetas puede ayudarnos a no procrastinar y también a ver si nuestros objetivos son realistas.

Para descubrir en qué consiste la procrastinación y cómo se puede gestionar para caer menos veces en ella te invitamos a leer uno de nuestros posts anteriores: “Procrastinar, o el hábito de dejar para mañana lo que se puede hacer hoy: claves para dejar de posponer tareas o decisiones”.

Por último, resulta fundamental adoptar una actitud de respeto y comprensión hacia nosotros mismos, pudiendo aceptar nuestros errores o nuestras dificultades sin juzgarnos severamente ni criticarnos de una manera destructiva.

Esperamos que estos consejos te sirvan de ayuda al plantearte tus propósitos de año nuevo.

 

¡Feliz año nuevo!

deja un comentario

comentario (necesario)

Puedes usar los siguientes atributos html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Nombre (necesario)
Email (necesario)

Te asesoramos online

Nuestros psicólogos atenderán cualquier duda, preocupación o consulta psicológica que quiera plantearnos de manera totalmente gratuita. Si lo prefiere puede enviarnos su número de teléfono y nosotros le llamaremos a la mayor brevedad posible.

  • Nombre completo*
    0
  • Teléfono*
    1
  • Email*
    2
  • Ciudad de residencia*
    3
  • Pais*
    4
  • Mensaje*
    5
  • 6

Click Here!

Si necesitas asesoramiento o información acerca de nuestros servicios, puedes dejarnos tu número y te llamamos nosotros a la mayor brevedad

  • 0
  • Nombre*
    1
  • Teléfono*
    2
  • Horario*Si lo deseas, déjanos un horario en el que estés disponible
    3
  • 4

 

Llámanos
Donde estamos